Mejor que todos los regalos que haya debajo del árbol o junto a los zapatos…es el poder trabajar con personas tan maravillosas como vosotros, me lo ponéis muy fácil!
Os deseo un año nuevo en el que no falte la salud, la ternura y por encima de todo…la ilusión.
¡¡¡GRACIAS, UN BESO Y UN ABRAZO ENORME!!!

MÓNICA