Hola familias, acabo de llegar a  casa y no me he resistido a asomarme a la puertita para deciros lo contenta que estoy después de la reunión.

 Creo sinceramente , que va a ser muy gratificante poder trabajar junto a vosotros, por favor contad conmigo siempre que lo necesitéis, ya sabéis a qué puerta llamar…

Y como ya nos conocemos… os mando un abrazo, hasta pronto.