EL GALGO AFGANO

El orígen del galgo afgano es antiquísimo, los primeros registros de éste animal se encuentran en el año 1000 a.c. Aparecen en Afganistán donde se utilizaba como perro de caza.

Era un perro capaz de sobrevivir en las montañas de Afganistán en condiciones durísimas, por eso, se le utilizaba para perseguir presas como liebres, zorros, gacelas, chacales,lobos, venados e incluso leopardos de las nieves.

Otra función del lebrel afgano era la vigilancia de los campamentos de las tribus nómadas y el ganado, funciones que, junto con las relacionadas con la caza, dieron a esta raza una popularidad enorme entre los nómadas de Afganistán (incluso reservaban un día de festividad dedicada al lebrel afgano, en el que los engalanaban con collares de flores).

Se ha intentado utilizar la raza en Europa para carreras de galgos, pero nunca se ha conseguido. El problema viene dado por el hecho de que no persiguen a la liebre mecánica como lo hace un galgo, sino que atraviesan el área central de la pista de carreras y se lanzan sobre ellas cuando al girar el peluche se acerca hacia el lebrel .

 

Un comentario en “EL GALGO AFGANO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *