El jueves por la mañana tuvimos la suerte de asistir a una fantástica clase de esgrima en el mismo gimnasio de nuestro cole.

A los de tercero nos tocó a las diez y media, y lo pasamos estupendamente casi hasta la hora del recreo.Los encargados de enseñarnos lo básico de éste elegante deporte fueron unos maestros que venían de la escuela municipal de deporte de nuestra querida localidad. De su mano pudimos aprender de qué partes consta el traje, tanto femenino como masculino, qué es la careta, cómo cuentan los puntos de cada contrincante y sobretodo a ser noble y de espíritu deportivo, a pesar de tener un arma en la mano.

Aquí os dejo una fotos de esta experiencia que estoy segura que no olvidaréis. un beso, muuuuac.